5 gestos corporales que debes cambiar para ser contratado

Si alguna vez has estado en una cena frente a alguien que estuvo con los hombros encogidos toda la velada, desinteresado y notablemente desganado, es probable que ya te hayas dado cuenta la importancia del lenguaje corporal para la comunicación.

Si bien es cierto que tenemos un sistema de lenguaje bastante sofisticado, nada sustituye a  ese apretón de manos, la posibilidad de mirar a los ojos o una postura relajada que puede decir tanto o más de ti de lo que quisieras.

Con esto en mente, los candidatos deben preparar sus entrevistas de trabajo. Sería algo poco inteligente si pasarás por alto la importancia de la comunicación no verbal en el ámbito laboral.

Tanto en el proceso de búsqueda de nuevos empleos como en el desarrollo de tu carrera profesional, la práctica de una buena postura y el control del lenguaje corporal es esencial para quienes buscan éxito en el ambiente laboral.

Para que no falle al menos lo básico en cuanto a comunicación no verbal, traemos para ti los 5 gestos corporales que debes cambiar.

 

1.- La postura

Hombre de traje posando

Fuente imagen: Freepik

La información que presentamos a continuación va especialmente para cualquier persona que haya escuchado a su madre decir “ No te encorves” .Una postura pobre no es solo mala para tu salud,  sino que también puede transmitir mucho más de lo que pretendes a los reclutadores. No importa si estás sentado o de pie, trata de que tus hombros estén relajados pero sin dejar de estar derechos y evita que se doblen o encorven.

Al sentarte en la mesa de entrevista, planta tus dos pies en el piso y asegúrate que tu espalda permanezca en contacto con la silla. Si no estás acostumbrado, desplaza los hombros hacia atrás varias veces para hacer trabajar esos músculos y que tu cuerpo aprenda y se acostumbre a esa postura nueva pero correcta.

 

2.- La sonrisa

Mujer ejecutiva sonriendo

Fuente imagen: Freepik

Al menos que tu seas uno de esos gruñones permanentes, este gesto será fácil y natural para ti y te ayudará a parecer profesional, relajado y seguro. Una sonrisa sincera al saludar a tu entrevistador y durante toda tu reunión ayudará a mantener la conversación fluida y también puede tranquilizar al reclutador, formando una opinión sobre tus habilidades y tu disposición. Practica sonriendo en el espejo para asegurarte de que no estás lanzando una sonrisa de dibujos animados y entonces sí,  estarás en camino a una oferta de trabajo que te sacará una linda sonrisa de oreja oreja.

 

3.- El apretón de manos

Personas Saludandose

Fuente imagen: Freepik

Con todos los avances en la tecnología y en la comunicación moderna, parece que nos hemos olvidado de los pequeños detalles , y que definitivamente no han pasado de moda cuando se trata de interacción humana. Un firme y bien practicado apretón de manos sigue siendo una parte esencial de los saludos y la negociación.

Práctica la técnica adecuada de apretón de manos y asegúrate de sostener firme pero educadamente las manos de tu interlocutor, y en lo que respecta a ese “apretón de manos de poder” simplemente, evítalo. Independientemente del campo de trabajo, nadie aprecia una presentación que venga acompañada con un aplastón de manos.

 

4.- Contacto Visual

Persona nerviosa

Fuente imagen: Freepik

El contacto visual es esencial para los candidatos que buscan practicar buenos hábitos de lenguaje corporal durante su entrevista. En lugar de involucrarte en una mirada total con el entrevistador, debes hacer contacto visual durante los momentos apropiados en la comunicación. Esto es especialmente importante cuando te entrevistas con varias personas a la vez, o en un tipo de assesment. El contacto visual sólido te ayudará a parecer atento y atractivo.

 

5.- Gestos con las manos

Hombre de negocios

Fuente imagen: Freepik

“Hablar con las manos” puede ser un arte, sin embargo cuando estés en entrevista, mantén los gestos con las manos al mínimo. Evita apuntar, aplaudir o levantar los brazos en el aire, ya que todos pueden parecer agresivos o repentinos al conversar con un desconocido. ¿Necesitas moverlas? Intenta juntar tus manos ligeramente en tu regazo para evitar dar la apariencia de un maestro de orquesta.

 

Por último, podemos añadir que en lo que respecta al lenguaje corporal durante tu entrevista lo más importantes es: relajarte. Toma una respiración profunda, llega temprano y prepárate para tu entrevista para tener mayor confianza y un mayor enfoque en el cuerpo y la mente. Ir preparado para la entrevista en todos los aspectos, incluido el lenguaje corporal, te ayudará a parecer profesional y tranquilo, aumentando tus posibilidades de obtener esa oferta tan importante.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *