7 fotos que nunca debes usar en tu CV

A decir de los expertos, la foto que colocamos en el currículo influye mucho en cómo nos perciben los reclutadores. Dependiendo del puesto al que aspiremos será la foto que mejor nos funcione, la que más nos ayude a proyectar lo que están buscando. Existen diversos tips de los que nos podemos ayudar para no fallar, aunque habrá quienes prefieran improvisar por cuenta propia. Aquí te damos cinco perfectos ejemplos de lo que nunca deberías hacer, por favor lee con precaución y no los imites.

 

1.- Evento social

Sabemos que para una boda o cualquier evento social te esmerarás en llevar tu mejor look, pero eso no significa que las fotos sean adecuadas para presentarte ante tu posible contratista. La antigua etiqueta estipulaba un cierto corte de chaqueta para cada ocasión, siendo unos más informales que otros. Evita improvisar y colocar una foto donde luzcas “elegante”, menos si estás respaldado por la valentía de unas cuantas copas.

 

2.- Mejor solo que mal acompañado

compañero

Si vas a subir una foto más casual, que sea al menos con camisa o vestido. Evita a toda costa las fotos donde apareces acompañado, sobre todo si la otra persona es más guapa que tú. La mejor foto que puedas anexar será una donde tu rostro luzca claro, no la selfie donde salieron más brillantes tus ojos.

3.- Desde la pasarela

A menos que solicites empleo como edecán o modelo, las fotografías de cuerpo entero no están tan padres. Con una foto demasiado cuidada cuando lo que debería destacar es tu rostro hará que luzcas como Mulán. Es mejor que la foto sea en interiores, para tener un mayor control de la luz y no salgas con ojitos de arroz.

 

4.- Foto de portada

Comprendemos que quieres causar una buena primera impresión, pero una fotografía cual imagen de portada en Facebook no te ayudará mucho. Recuerda que tu historia de vida debe ser de más peso que tu imagen. En esta foto podemos suponer que todos esos libros los ha leído y de ellos podremos obtener su CV, ¿o no?

 

5.- Término tres cuartos

Si usas una foto con la rigidez de un muerto, créenos, no vas a salir bien. Para evitarlo podemos usar este currículo como ejemplo: unas florecitas grises y un colorcito por aquí y por allá, todo coqueto, pero todo muy parejo. Pero mejor no uses fotos en blanco y negro, qué tal que se creen que encontrarán una persona del pasado, mejor permite que el color llegue a tu vida… y a tu rostro.

 

6.- Con la manzana

De verdad que esta foto lo tiene todo: buena iluminación, buena postproducción, claridad en el rostro. Pero tiene un pequeño detalle ¿lo notaste ya? Esa posición, nos hace recordar a cierto visionario de las computadoras que popularizó los teléfonos inteligentes.

 

7.- Que resalten los talentos

Si de plano tu experiencia profesional y escolar no será suficiente para triunfar en la entrevista siempre puedes apelar al buen gusto de tus reclutadores. Una buena foto en el ángulo preciso ayudará, sin duda a destacar lo mejor de ti. No olvides que la ropa adecuada y una sonrisa discreta serán tu mayor arma.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *