Prestaciones: El aspecto decisivo para aceptar una oferta de empleo

Actualmente, el mundo laboral y la propia competencia exigen tanto a organizaciones como a candidatos tener una ventaja competitiva que los coloque a la vanguardia. Por supuesto, los candidatos se preparan el máximo para demostrar que son el elemento clave para llevar la visión de una compañía a la realidad y si las grandes empresas quieren tener a este tipo de elementos en sus filas tiene que crear estrategias de compensación que representen un gran atractivo para los candidatos.

Las prestaciones laborales se han vuelto parte del salario, pues contar con beneficios como un buen Seguro de Gastos Médicos, vales de despensa, cajas de ahorro, beneficios y convenios representan una compensación adicional al salario que resulta muy atractiva y que además reflejan el grado de compromiso y reputación de la organización.

Personas saludandose

Fuente imagen: Freepik

 

¿Por qué son beneficiosas las prestaciones?

Ofrecer un salario competitivo combinado con prestaciones y beneficios puede ser una combinación de ganar-ganar en la promoción de mejores hábitos de trabajo y la reducción de la rotación de empleados. Los beneficios tienden a impulsar el compromiso de los empleados al tiempo que proporcionan una sensación de seguridad, alentando a los trabajadores a permanecer en el trabajo, incluso en tiempos difíciles.

Con la incorporación de la Generación Millennial al mercado laboral, las organizaciones han tenido que diseñar nuevas estrategia de atracción talentos y planes de vida y carrera, pues esta generación está preocupada por tener empleos que además de significar un desarrollo profesional tengan la oportunidad de tener un equilibrio en su vida personal, por lo que son atraídos fácilmente por beneficios que les permitan asegurar que tendrán una mejor calidad de vida.

 

Teniendo varias generaciones en una organización se enriquecen y optimizan las diferentes áreas

Tanto los Millennials, la Generación X, y Baby Boomers aportan características y habilidades de gran valor a un entorno de trabajo.

Derivado de esta variedad de generaciones, los empleadores tienen que considerar las diversas necesidades de esos grupos de edad al crear un paquete de beneficios. Permitir que los empleados escojan y personalicen algunos de sus beneficios de acuerdo con sus necesidades puede ser más atractivo que un enfoque de “talla única”. Los paquetes de beneficios que ofrecen opciones y flexibilidad pueden impulsar la participación y brindar a los empleadores un mejor retorno de la inversión.

Escritorio

Fuente imagen: Freepik

Por otro lado, tener un plan de retiro sólido no debe ignorarse. Un programa de retiro  permite a los empleados la oportunidad de prepararse para su futuro financiero. Administrar una deducción de nómina para una cuenta de retiro es fácil de iniciar y mantener, incluso para pequeñas empresas. Hay muchas opciones disponibles para los empleadores, donde pueden decidir cuánto les gustaría contribuir al fondo de retiro de sus empleados y crear un calendario de consolidación, que también ayudaría a la retención del personal y atraer mejor talento.

 

¿Qué hay de ofrecer  pequeñas ventajas o recompensas?

Existen organizaciones que ofrecen opciones más sencillas  como días libres, estacionamiento para empleados, almuerzos pagados por la compañía, viernes casuales, etc. Crear una cultura dentro de la empresa fomenta que los empleados se sientan valorados  y es sin duda un aspecto que como candidato debes considerar pues habla muy bien de una empresa contar con programas que manifiesten su interés por mantener motivados y capacitados a sus empleados.

 




Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *