Estudiar un posgrado, la mejor opción para tener un trabajo increíble

¿Quieres estudiar un posgrado y no sabes cómo pagarlo? Así como es de decisivo e importante para nuestra vida elegir una carrera universitaria que se adapte a nuestros talentos y habilidades; también es primordial continuar preparándonos y elegir un curso de posgrado que nos brinde la mejor educación y nos permita acceder a un trabajo increíble. De acuerdo con el estudio “Los rendimientos de la educación en México” publicado por BANXICO una persona que cuenta con estudios de posgrado tiene posibilidades de ganar el doble en comparación con alguien que solo ha concluido la licenciatura.  Por eso, una vez que elegimos cuál será el curso de nuestra vida profesional, será importante invertir tiempo en una segunda decisión: ¿Nos inscribimos en una universidad pública o en una privada?

Comencemos por lo primero. Si bien hay muchas universidades públicas que cuentan con un notable reconocimiento, que se han ganado por décadas y por un considerable número de egresados destacados; también es cierto que cada vez son más las universidades privadas que están a la altura de competir con ellas en cuanto a calidad de educación.

Además, las universidades privadas destacan por otras importantísimas cualidades que te enumeramos a continuación:

 

1.- Mayor prestigio.

Uno de los ranking educativos más prestigiosos del mundo, que agrupa a las universidades más reconocidas y que se conoce como “QS World University Ranking”, viene mostrando años tras año que las universidades privadas están superando en cuanto a calidad educativa a las universidades públicas, y que la tendencia seguirá en ascenso en los próximos años.

 

2.- Vinculación empresarial.

Muchas universidades privadas mantienen convenios con importantes compañías nacionales e internacionales para que sus alumnos puedan acceder a las mejores prácticas profesionales, reforzando sus conocimientos y teniendo prioridad a la hora de firmar su primer contrato laboral.

 

3.- Instalaciones cómodas y modernas.

Las universidades privadas no sólo cuentan con las mejores y más modernas instalaciones, sino que también ofrecen a sus alumnos equipos modernos y la información más actualizada sobre el área de estudio elegida.

Así, ellas destacan por ofrecer bibliotecas grandes y muy bien equipadas, recursos tecnológicos modernos para las prácticas de cada asignatura, y hasta servicio médico completo para el estudiante.

 

4.- Fácil ingreso.

Para nadie es un secreto que obtener un cupo en una universidad pública puede ser un verdadero dolor de cabeza, sobre todo si nunca previmos esa situación.

Por eso, en las universidades privadas los requisitos de inscripción no son tan estrictos, e incluso los ciclos de ingreso son más frecuentes que en las instituciones estatales.

 

5.- Grupos pequeños de clases.

Según un estudio de la Escuela Médica Ninewells de Reino Unido, los grupos de aprendizaje de pocos miembros favorecen la mayor exploración del conocimiento, la evaluación crítica de la información y hasta la retención más eficiente de lo que se aprende.

Pero ¿cómo podemos pagar una universidad privada?

Sabemos que realizar un posgrado es la mejor inversión que podemos hacer en la vida, y que del lugar donde egresemos dependerá en gran medida nuestro éxito profesional, no sólo por nuestra capacitación sino también por el gran plus que aporta una institución con reconocimiento en nuestro currículo.

Así que, si el dinero es uno de los principales obstáculos para descartar la educación privada, te contamos que hay muchísimas formas de solucionarlo y sin arriesgar tu futuro.

Una opción es que puedes pagar las colegiaturas mensuales a través de tarjetas de crédito, hay tarjetas como The Gold Elite Credit Card American Express® que te dan el beneficio de diferir cargos mayores a $1,200.00 pesos a 6 Mensualidades sin Intereses en Automático, por lo que además de permitirte hacer el pago de manera segura, a tiempo y rapidísimo, lo haces en cómodas cuotas que casi ni lo notarán tus bolsillos.

Entonces, tómate un tiempo para investigar las universidades que llamen tu atención y no renuncies a tener la carrera profesional que siempre soñaste debido a la falta de recursos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *