5 puntos que te enseñan a saber cuánto sonreír en una entrevista

Una sonrisa hace todo mejor casi en cualquier contexto, es un gesto que trae paz, alegría y concordia.

Las sonrisas y otras expresiones faciales son un aspecto crítico de la interacción humana.

Para los candidatos que se entrevistan con las organizaciones a la que posiblemente ingresarían,significa que es hora de ejercitar esos músculos de la mejilla y practicar la sonrisa con dientes. ¿Deseas escuchar cómo usar tu sonrisa para impactar positivamente en tu proceso de reclutamiento? No te pierdas ni una palabra y sigue leyendo.

 

  • ¿Por qué es importante?

Personas Sonriendo en oficina

Fuente imagen: Freepik

¿Alguna vez te has sentado a una reunión o primera cita, uno a uno con una contraparte directa? Si es así, sabes cuán incómodo puede ser el escenario. Haces preguntas, las respuestas te devuelven, pero si no hay sonrisa te sientes como si no hubieras hecho una conexión con el humano al otro lado de la mesa.

Esto es muy similar en una sala de entrevista. Una sonrisa ligera ayuda a relajar a los demás y transmite una sensación de calma, control e incluso confianza. Sonriendo puedes ayudar a aligerar una respuesta desafortunada, llenar el vacío en una pausa en la conversación o transmitir un sentido del humor o sarcasmo ligero si la situación lo requiere. Si bien son tus calificaciones y habilidades las que finalmente te llevarán al puesto, ser un candidato más agradable puede ayudar a ponerte en ventaja sobre otros solicitantes con características similares ante un Gerente de Recursos Humanos.

 

  • Sé realista

Mujer sonriendo en oficina

Fuente imagen: Freepik

Cuando se trata de sonreír durante tu entrevista, piensa menos en el concurso de belleza amateur o en la sonrisa fingida que pones ante tu enemigo más odiado. Lo que  se pretende es una sonrisa relajada y natural que no te haga ver como un villano de cómic trastornado. Si bien este consejo puede sonar razonable, perfeccionar una sonrisa natural es más difícil de lo que parece.

 

  • La práctica hace al maestro de la sonrisa

Mujer Sonriendo frente al espejo

Fuente imagen: Freepik

Primero, practica responder preguntas con una sonrisa y expresiones faciales relajadas frente a un espejo. Asegúrate de no exagerar tampoco las cosas. La sonrisa debe usarse como un acento y no debe pegarse permanentemente a su cara de una manera que parezca falsa. Después de suficientes entrevistas presenciales, serás un profesional de la sonrisa, pero mientras tanto, debes esmerarte practicando.

Además de probar la sonrisa por el tamaño, asegúrate de relajarte antes de tu entrevista, llega con tiempo de sobra y participa en otras actividades de preparación de entrevistas que te ayudarán a calmar los nervios. Todas estas actividades están diseñadas para ayudarte a aumentar tu confianza, lo que te permitirá sonreír de forma más natural.

 

  • ¡Cuida esas perlas!

Hombre sonriendo en entrevista de trabajo

Fuente imagen: Freepik

Cuando sonríes durante una entrevista, es casi inevitable que tus dientes tengan un papel protagonista. Si has comido antes de la entrevista, asegúrate de echarte un vistazo rápido al espejo para asegurarte de que  no tendrás el típico “frijolazo” que pudiera crear un incómodo momento de “tienes algo en tus dientes”. De manera similar, si decides usar lápiz labial, mira rápidamente que nada se ha transferido a esos lindos dientes blancos nacarados.

Si fumas o bebes vino tinto, puede valer la pena ir al dentista para una sesión de blanqueamiento. Una buena salud oral también ayuda con la higiene personal y ayuda a eliminar el mal aliento desagradable, que sin duda puede ser un asesino de conversación sin importar el contexto.

 

  • Sencillas reglas de etiqueta

Muer mascando chicle

Fuente imagen: Freepik

Finalmente, si quieres masticar chicles o mentas, asegúrate de deshacerte de ellos antes de la entrevista. Mordisquear durante tu entrevista no solo es descortés, sino que también puede distraer a tu entrevistador de las palabras que salen de tu boca o hacer que tu discurso no sea claro.

 

Sigue nuestras sencillas pero sabias palabras y estarás encaminado a impresionar a tu próximo entrevistador con una sonrisa digna de cualquier estrella Pop y claro está, estarás un paso más cerca para obtener la oferta de trabajo que has estado anhelando.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *