5 formas de utilizar el humor en tu entrevista de trabajo

Contar chistes, chascarrillos, o hacer uso del doble sentido puede ser una fantástica manera de romper el hielo con tu ligue más reciente o la forma en a que amenizas las reuniones con tus amigos, pero usar el humor durante una entrevista de trabajo es algo mucho más delicado.

Reírte de ti mismo es un gran gesto de humildad en la vida, pero de ahi a tratar de intercambiar chistes en una entrevista de trabajo hay una gran diferencia. El humor puede ser una herramienta para romper el hielo a inicio de la entrevista, pero debes ser cauteloso porque cuando se usa inapropiadamente, podría tomarse potencialmente ofensivo y terminar con tus oportunidad de seguir en el proceso, entonces ¿Cómo navegar en aguas cómicas durante este importante momento? Aquí algunas sugerencias.

 

1.- Lee a tu entrevistador

Oficinistas

Fuente imagen: Freepik

Primero, aprende a leer a tu interlocutor, observa su comportamiento, estado de ánimo y lenguaje corporal para intuir cuál es su personalidad. Si el reclutador comienza la reunión con una broma inocente, te ha abierto el camino para utilizar un poco el humor, pero si desde el principio es muy serio, reservate todos tus chistes.

 

2.- El humor no es una habilidad laboral

Empleado gracioso

Fuente imagen: Freepik

A menos que estés aplicando para entrar a una academia clown, el humor debería ser usado como una herramienta para abrir el diálogo e inyectar ligereza en tu entrevista en no para hacerlo parte de tu competencia profesional. Una sonrisa o una referencia divertida ocasiona es adecuado , lo que debes evitar es convertir toda tu reunión en un boceto de Sofia Niño de Rivera. Esto ayudará a enriquecer tu personalidad a los ojos de tu entrevistador, en lugar de hacer que parezca poco profesional o que no tomas en serio la oferta laboral.

 

3.- Mantén tus modales de humor

Hombre molesto

Fuente imagen: Freepik

Cuando inyectas un poco de diversión y juegos en tus habilidades conversacionales, asegúrate de mantener los temas claros y accesibles, y mantente alejado de cualquier tema polémico o político. Si bien a todos nos encanta la capacidad de un  comediante de hacer triza al político, al sacerdote o al abogado, es más difícil identificar las inclinaciones políticas de tu entrevistador para garantizar que no ofendas con una ocurrencia.

Concéntrate en temas generales o escenarios que se puedan relacionar, como el momento en que tu hijo atrapó a ese lechón en la piel de tu perro o en el abrigo de piel de tu esposa.

 

4.- Esto no es Stand-Up

Mujer estresada

Fuente imagen: Freepik

Recuerda que aunque el humor es una herramienta útil en una entrevista, los solicitantes de empleo deben esforzarse por ser accesibles en lugar de venir preparados con un discurso propio de función de Stand- Up. Una sonrisa cariñosa o una risa comprensiva pueden ayudarte a parecer comprometido mientras  habla en serio sobre el puesto. Esta combinación permitirá que el diálogo fluya con más facilidad cuando se llega a un asunto serio de cualificaciones y cosas por el estilo.

 

5.- El tiempo lo es todo

el tiempo lo es todo

Fuente imagen: Freepik

Hablando de competencias y cualificaciones, recuerda que el verdadero propósito de tu entrevista de trabajo es venderse como el candidato perfecto para el trabajo. Encontrar maneras de utilizar el humor para hacer esto mientras se discute o se trabaja en tu experiencia previa crea un medio armonioso  y ameno para la tarea en cuestión. Después de todo, puedes disfrutar de una conversación de una hora en la que tú y tu entrevistador intercambien risas, pero eso no lo es todo, tienes que dejar tiempo para hablar de tus fortalezas con toda seriedad.

 

  • La conclusión del humor

conclusión del humor

Fuente imagen: Freepik

Usar el humor en una entrevista requiere una mano hábil y un enfoque equilibrado. Con el empuje y el tirón entre el profesionalismo y la accesibilidad, los candidatos potenciales deben andar con precaución antes de contar bromas en la sala de juntas. Sin embargo, cuando se usa correctamente, el humor es un elemento esencial para establecer simpatía e incluso puede indicar que un candidato posee las habilidades analíticas esenciales. Establece el equilibrio perfecto y estarás en camino hacia el éxito de la entrevista gracias a una dosis pequeña de humor. La risa es, después de todo, lo que hace que el mundo gire.

 




Comentarios
  1. Adan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *